Una vida plácida...


Me llamo Enrique

Tuve una buena vida. No puedo quejarme de nada … Una gran mujer, unos buenos hijos, un gran trabajo, una buena salud… todo perfecto, era una gran vida, en un maravilloso chalet con piscina y maravillosos jardines…

Yo era amable con la gente… ¿Por qué no iba a serlo si estaba bien, si era feliz con lo que tenía, si no me faltaba nada de lo que podía querer…?

Incluso tuve suerte en el trabajo, era notario, lo que me permitía ganar mucho dinero sin tener que esforzarme tanto como me hubiese obligado trabajar en cualquier empresa.

En resumen, lo tenía todo….

La vida pasaba plácidamente…

Con los años vi crecer felizmente mis hijos, fui envejeciendo sin mayores complicaciones…

Un día, ya mayor, tuve un infarto rápido, dormido , en la cama... una muerte también plácida, como había sido toda mi vida…

¿Por qué quiero hablar de mi vida, que podría ser la envidia de muchos?

Porque también careció de muchas cosas y de eso es ahora cuando me doy cuenta.

No dí nada luego ahora no recibo nada.

Nunca me involucre en nada y ahora nadie me ayuda aquí.

Dejé pasar una vida plácida, una bendición de Dios, pero huí de conflictos de problemas de cualquier complicación…

No aprendí nada, me dejé llevar por la fortuna que me depara el destino, y dejé pasar así los días.

Cuando aquí hice una revisión de lo que había hecho con mi vida solo me pude responder que en realidad.... no había hecho nada.

No tuve que luchar por nada, no aprendí nada y eso aquí no tiene ninguna recompensa.

Mi mensaje final es el siguiente: muchas veces allí envidiamos una vida como la que yo tuve, sin problemas, sin enfermedades, sin sufrimientos…

Pero son precisamente las dificultades de la vida las que te sacuden tu espíritu y las que pueden hacerte avanzar.

No os quedéis en la superficie, en la plácida vida que tuve.

No aprendí nada, malgaste, en una palabra, mi vida y, por duro que parezca, ahora, demasiado tarde, soy consciente de que si mi vida hubiese sido tan complicada, como la de la mayoría, y lo hubiese aprovechado bien, no estaría estancado, en una zona gris, como estoy ahora...

Muchas veces las comodidades son las que no nos hacen progresar.

No es suficiente no ser malo, no es suficiente no hacer el mal, se os pide más y del que más se le da más se espera, y yo he fracasado.

Me dieron todo y no devolví nada.

No permitáis que, tengáis la posición que tengáis, cuando lleguéis aquí (sí, todos vamos a morir no lo olvidéis) el resumen de vuestra vida y de lo que hicisteis con ella quepa en una línea, como me pasó a mí.

155 vistas

Comparte estas páginas 

    descarga la App

    ----------

    Unknown Track - Unknown Artist
    00:00 / 00:00