Reflexiones de un adolescente suicida.


“ Muchas veces durante mis interminables reflexiones, me pregunto cómo acabe aquí, como pude acabar con mi vida..

lo tenía todo, juventud, estudios, unos padres que me querían, amigos…

No quiero justificar por ello que haya suicidas de primera y de segunda.

Desde aquí todos vivimos lo que hicimos como un drama, con dolor, pero mi situación no era comparable con los de muchos a los que la vida había zarandeado hasta hacer de ellos un guiñapo, presas muy fáciles de sus malos pensamientos, ya no solo de ellos, sino de bajos espíritus que los rodeaban y le susurraban las ideas de acabar con su vida.

Pero ese no era mi caso.

Un desengaño amoroso de adolescencia, mi novia con mi mejor amigo, me hizo tomar una decisión de la que sigo y sigo arrepintiéndome.

Acabar con mi vida, tomando la lejía que mi madre guardaba con los objetos de limpieza de la cocina…

Realmente pienso que no quería morirme, solo pensaba en castigar a mi novia, a mi mejor amigo, con el que me había traicionado, hacerles sentir muy mal con el dolor que me habían causado.

En el fondo no quería que esto acabase así.

Bueno, si realmente hubiese querido acabar con mi vida, hubiese subido a una azotea y me hubiese arrojado al vacío, o me hubiese ahorcado…

En el fondo, pensaba que los médicos me salvarían y ellos, mi novia y mi amigo, se sentirían culpables de haberme llevado a este estado.

Pero me equivoqué como la mayoría de los que estamos hoy en este estado nos equivocamos.

No logré sino dolor a mis padres y a mis hermanos.

Probablemente mi novia y mi mejor amigo estuvieron tristes una temporada pero retomarían sus vidas seguro.

Pero yo debo pagar por mis errores.

Tenía toda una vida por delante y acabé con ella al primer contratiempo serio, o al menos así lo siento, que me dio la vida.

No todos los que acabamos con nuestra vida lo hicieron por motivos que ahora, después de años de reflexión, se me antojan banales.

Muchos sufrieron auténticos dramas en la vida.

Eso me hace sentir todavía más culpable.

Aun así desde aquí os digo que la vida es un hermoso regalo que Dios nos regaló para acercarnos a Él a través de las pruebas de la vida.

Malgastar una vida, quitar una vida, la propia o la de otro, atenta contra el regalo más sagrado de Dios.

Yo sé que muchos no creerán en nada de lo que estoy escribiendo, pero desde aquí os digo: mientras puedas vivir la vida con dignidad hazlo, si no por ti por los que te rodean, si estás solo ayuda a otros, disfruta la vida, exprime la vida …

Claro que hay cosas horribles en ella, pero también cosas maravillosas.

Búscalas.

Tener el mejor regalo de Dios y no aprovecharlo, cada uno dentro de sus circunstancias, solo nos causará una profunda infelicidad aquí y allí.

VUESTRO AMIGO LUIS “

576 vistas

Comparte estas páginas 

    descarga la App

    ----------

    Unknown Track - Unknown Artist
    00:00 / 00:00