¿Qué está ocurriendo para que tantas personas busquen acabar con su vida?


R: “Es muy interesante preguntarnos por qué tantos espíritus estamos llenos de dolor, y por qué pensemos en esta opción, que no es ni de lejos la mejor por supuesto.

Tenemos un mundo en el que la sociedad no ayuda, pues es una sociedad egoísta, salvo excepciones

Estamos en una sociedad muy competitiva, en la que cada vez necesitamos más cosas para vivir, cuando realmente se necesita muy poco.

Qué está pasando

1.Primero tenemos una crisis muy importante, y hay muchas personas, sobre todo padres y madres de familias, que no puede hacer frente a ella, lo que les crea una gran angustia, pues no saben que hacer, lo intentan todo, y todo les sale mal, y al final creen que su familia estará mejor sin ellos.

Este sería un tipo de suicida que dividiríamos a su vez en dos clases

a.- está el suicida que no puede aceptar el fallo, que fracasa de forma constante a su familia cada día, y no puede asumirlo, por lo que decide terminar con su vida, porque así libera a su familia de él, piensa que realmente no sabe solucionar el problema, y puede llegar a ser una carga.

b.- Dentro de estos espíritus, también los hay que no solo terminan con su vida, sino que terminan con la de su familia, y esto hoy está pasando mucho, no puede mantener a su familia, su familia está pasando muchas calamidades, muchas faltas, mucha miseria, y deciden un acto de amor, fijaos lo que estoy diciendo, en un acto de amor, terminar con su familia, para que no sufra más, y después terminar con él.

Este es uno de los grupos que ha crecido últimamente mucho.

2. Por supuesto tenemos la pérdida de seres queridos, un hijo, un esposo, una madre, un padre, es una forma de vivir el luto, creemos que no adecuada, pero hay gente que no puede soportar la pérdida, y decide quitarse la vida, esto quizás ocurre en aquellos que tienden a la depresión, suelen estar más tristes, más aislados, y quizás la familia, si es capaz de captar esa situación, podría evitar un número de ellos, porque otra es muy complicada.

3. Y dentro de las pérdidas los casos más frecuentes son pérdidas que ellos perciben como por amor. Suele ser muy frecuente en aquellas parejas que han estado durante mucho tiempo juntas, y toda su vida, y su proyecto de vida lo han realizado pensando en qué van a hacer con la otra persona, y de repente la otra persona no está, porque ha enfermado, ha muerto, se ha ido con otra persona, o sencillamente le ha dicho que no le quiere, porque se ha terminado el amor.

A todos los efectos es una pérdida muy complicada de poder superar, y, sobre todo, lo es en edades tempranas de la vida, en donde ese primer amor parece que va a ser el único, y que, por supuesto, elaboras todo un proyecto de futuro con esa persona, y de repente esa persona no está, con lo cual tu proyecto de futuro ya no tiene objeto, hay que hacer otro en el que está solo, y el miedo te atenaza, la angustia, la ira, porque te han abandonado, y bien de forma sopesada, es decir viendo todo lo que puede ocurrir, o bien siguiendo un impulso, deciden terminar con su vida.

Ésta sería podemos decir el tercer grupo más frecuente.

4. No podemos olvidar otro grupo importante, como es los enfermos terminales, que lo están pasando muy mal; y que muchos de ellos no ven el suicidio la liberación de su cuerpo, sino que piensan en los familiares que tienen alrededor, que van a vivir mucho mejor sin ellos, porque ellos son sólo una carga, pues así lo piensan, y deciden quitarse la vida.

También existe estas personas, habría que hacerlas entender que sus familiares están ahí y lo hacen con todo su amor, y que una vez ayudan unos, y otra vez ayudamos nosotros, y que, si ellos estuvieran bien, seguro que les ayudarían, y que no se tienen que ver como una carga.

Es muy difícil ver esto, pero lo hay, y dentro de este grupo están aquellos padres que tienen hijos minusválidos, discapacitados a su cargo, y son mayores, que están solos, o que les han diagnosticado una enfermedad muy grave y que saben que van a morir, y no saben qué hacer, qué va a ser de sus hijos.

Estos también terminan en algunas ocasiones ayudando a sus hijos a irse con ellos.

En general en estos grupos quedaría recogidos la mayor parte de las personas que intentan y logran suicidarse.

No quiero olvidarme de aquellos enfermos que siguen siendo enfermos, igual que los anteriores que acabo de comentar, todos estos enfermos con depresión, es que lo ven todo negro, todo oscuro, que no le ven salida a nada, y es que no le podemos decir no te preocupes, todo se soluciona.

Sí, todo se soluciona, pero es verdad que en el mundo actual hay cosas muy difíciles de solucionar, la competitividad que tenemos, queremos tener más que el otro, ser mejor es que el otro, tener mejor puesto, ganar más dinero, pero no por nosotros mismos, sino por compararnos con los demás, y cuando no lo conseguimos esa frustración nos lleva al suicidio también.

Tenemos pues muchos ejemplos de muchos tipos, pero al final realmente el soporte emocional, el soporte familiar, de amigos que vean que no están solos, y que esa situación, por suerte o por desgracia, ocurre a muchos más espíritus, igual que a ellos, y que es una situación de la que mucha gente sale, y que ellos también pueden hacerlo.

Quizás con ese mensaje de esperanza que realmente es lo que siempre intentamos dar, quizás podemos salvar alguna de esas vidas, pero por supuesto, es muy preocupante el tema, por qué hay tanto suicidio, tantos espíritus que se encuentra mal, que sufren, y que solo ven la salida en acabar con su vida.

Tenemos que luchar para evitar que haya tanto espíritu que termine con su vida, una vida que cuesta tanto, que es tan valiosa.

Me gustaría enviar el mensaje positivo de que se puede superar un momento de dolor, un momento de fracaso, un momento de frustración y un momento de abandono.

Mi mensaje final, de esperanza, sería que no importa qué te lleve a pensar en el suicidio.

Pensar en él no debemos tomarlo como algo negativo, ya sea por frustración, por abandono , por un desengaño amoroso, por una pérdida de un ser querido, el no poder afrontar los pagos de la casa ....

No podemos dejar que algo material termine con nosotros ; no podemos, no debemos, miremos a nuestro alrededor e intentemos sacar de ese momento tan negativo tan duro para nosotros que es pensar no puedo más, mi única solución es acabar con mi vida y pensar por qué no puedo más, ¿hay algún modo de arreglarlo?

Sobre todo, darnos un tiempo, pero no sobre la situación en caliente, porque simplemente muchas veces el tiempo pone todo en su lugar y nos permite reflexionar con calma y permitirnos querernos y sobrevivir."

274 vistas

Comparte estas páginas 

    descarga la App

    ----------

    Unknown Track - Unknown Artist
    00:00 / 00:00