¿Por qué dos espíritus, que nacen puros e inocentes, siguen caminos tan distintos, uno eligiendo el


R: "todo depende del destino que se tenga para ellos.

Para que lo entendáis voy a poner un ejemplo muy sencillo: imaginemos que los espíritus superiores sólo encarnan 10 veces, por ejemplo, y esto ocurre porque Dios, que es el espíritu superior por excelencia, tenía un destino para ellos, debían de hacer un trabajo... y les dota de una determinada capacidad haciéndoles que su libre albedrío les lleve hacia la bondad y hacia las cosas buenas.

De modo que todos salimos del mismo lugar, pero en función de cuáles son tus actitudes, llegas antes o después a la meta, pero no hay nada preconcebido, sino que, en las primeras reencarnaciones, en función de cómo actúes por tu libre albedrío, tu comportamiento va a hacer que vayas en una dirección o en otra

Esto es dirigido por el Dios supremo.

Vamos a poner un ejemplo

Imaginemos que hay cinco espíritus que nacen al mismo tiempo. Se crean de 0 luego están todos igual y van a pasar todos por las mismas situaciones que serán malas a lo largo de esa primera vida. Dos reaccionan muy bien a las malas situaciones, es decir reaccionan quitándole importancia, asumiéndolo, afrontándolo... y los otros 3 continuamente quejándose o haciendo maldades...

Después de un tiempo los 5 espíritus vuelven al plano espiritual y vuelven a reencarnarse de nuevo. A la vez, vuelven a pasar por otras vicisitudes, resultando que los dos que en la vida anterior habían afrontado las vicisitudes siempre de forma positiva, lo vuelven a hacer, y lo hacen por la individualidad que todos los espíritus tenemos, es decir por el libre albedrío, y el Dios supremo lo está viendo, por lo que ve que estos espíritus son puros, porque ante malas experiencias, a diferencia de otros, sus actitudes han sido muy distintas.

De este modo imaginemos que esto ocurre de manera sucesiva, llegando un momento en que Dios decide

que estos espíritus le pueden ayudar, porque realmente los espíritus superiores lo que hacen es ayudar a Dios, para encarrilarnos a todos los demás.

A partir de ahí estos espíritus elegidos de este modo por Dios van a vivir otras vivencias para que puedan llegar al punto que él necesita para que le ayuden.

Pero partir han partido del mismo punto que los otros tres, que no eligieron por libre albedrío el hacer el bien.

Es esta individualidad muy difícil de explicar.

Lo que en el espiritismo llaman el libre albedrío, es decir tu libre decisión, es decir tú tienes dos caminos, puedes ir por la derecha o por la izquierda, puedes elegir el que quieras, pero eso va a tener consecuencias.

Luego esa individualidad que tenemos cada uno es lo que al final nos acorta o nos alarga el llegar al objetivo, y es lo que nos va a hacer estar en una grada más alta o más baja de moralidad.

Eso no quiere decir que no se pueda llegar a ser un espíritu superior, solo que costará más reencarnaciones.

A veces, simplemente no eres elegido, a pesar de tus buenas acciones, porque tu destino es hacer otras cosas.

Debemos tener claro que todos los espíritus son necesarios, y que lo de superior o inferior no va dirigido en tono peyorativo, puesto que si no hubiera superiores no habría inferiores, sí todos fuéramos iguales no habría esas diferencias, aunque esas diferencias cada vez serán menores."

36 vistas

Comparte estas páginas 

    descarga la App

    ----------

    Unknown Track - Unknown Artist
    00:00 / 00:00