¿Por qué esa profunda animadversión de la religión Católica hacia el Espiritismo como si fueran sólo

R: “En primer lugar, hay que basarse en que todos somos cristianos, lo que hacemos es creer en Cristo y por tanto en Dios; realmente esta es la base que todos tenemos en común.

Es verdad que hay mucho miedo a todo lo desconocido y aquello que escapa a nuestro entendimiento, pensamos que debe de ser malo, sobre todo cuando es la Iglesia Católica la que se ha interesado en denominar de esta manera, nominándolos como hechiceros.

Y en esta filosofía conjuros no se hacen, y tampoco se adivina.

De hecho, están muy equivocados, porque toda la información que un espíritu da a otro no es en plan adivinación.

Además, el futuro nunca se adelanta a no ser que sea un beneficio muy específico y resulte muy necesario.

Luego el término de adivinación no está bien empleado, hechicería tampoco puesto que esto no es una imposición de manos y se cura a nadie, no.

Lo que se hace realmente es reorganizar la energía, puesto que es una energía desorganizada que tiene la persona, y que al hacerlo se encuentra mejor, pero tampoco por poner unas manos se va a eliminar un cáncer, esto me gustaría resaltarlo en primer lugar.

Después ¿cómo explicamos está profunda animadversión? Muchas veces por temor a lo desconocido

A mí, sin ir más lejos, me han educado en que si hacia algo mal, es decir contrario a los dictados de la Iglesia Católica, iba a ir al infierno y allí me harían pagar, y ante la duda, siempre estaba asustada, y cuando deje ese mundo, iba con ese temor.

Y esta gente atemorizada es la que va a seguir esas creencias.

La Iglesia necesita de estos, es decir, gente que le siga, y no sé por qué los seres humanos en este caso, funcionamos de este modo bajo presión y bajo temor.

Por tanto, se apoyan en la idea de que vamos a hacer esto por miedo a lo que nos pueda pasar en el futuro.

Claro en este momento, en el que yo ya no estoy en este mundo (y yo qué sabéis que fui monja) no puedo por más decir que estaba equivocada realmente, pero no en mis bases principales, yo creía en Dios y creo en Dios, creía en el bien y creo en el bien, creía en la caridad y sigo creyendo en la caridad.

Lo que no tenía tan claro era el tema de la reencarnación.

Pero ahora. por supuesto, creo en ella, es decir, no sé por qué demonizamos de tal manera el espiritismo, que no es más que el saber que se puede entablar una conversación con los espíritus, y que de hecho se establece.

Y por cierto la Iglesia hace lo mismo durante el exorcismo; creo que no es coherente decir que eso no es posible y luego hacerlo.”

P: Y esas palabras que siempre indican los católicos sobre que el Deuteronomio, en el antiguo testamento, que parecen impedir expresamente hablar con espíritus ¿a qué se deben?

R: ¿Cómo van a impedir que se hable con los espíritus que ya se fueron al otro lado, si Dios era el primero que establecía y permitía esa comunicación?

Lo que ocurre es que se malinterpretan las cosas en función de las necesidades y los intereses que tenemos, y esto hace mucho daño.

Jesús por ejemplo recibía mucha información ¿de quién la recibía?

Evidentemente de Dios y ¿cómo la recibía? ¿a través de" hechicería”? ¿a través de "adivinación"?

No ¿verdad?

Pues ahí tenéis la respuesta, la recibía a través de su mediumnidad.”

P: ¿y cómo debemos interpretar los mensajes del Antiguo Testamento al respecto?

R: “no debéis tomar todo lo que se escribe al pie de la letra, pues debéis tener en cuenta que son libros que se han escrito después, y que cada uno los ha interpretado cómo le ha parecido o le ha convenido.

Debemos pensar esos libros por quién, cómo y cuándo se escribieron.

Por tanto, no debemos tomar como dogma de fe todo lo que está escrito ahí.

Realmente nada debería ser nunca dogma de fe.”

P: ¿Crees que en algún momento puede haber algún punto de conexión entre los católicos y los que pensamos que existe la reencarnación?

R: “En el cristianismo. Somos cristianos los dos.”

P: sí, pero los católicos oyen la palabra espiritismo y salen corriendo aterrorizados

R: “sí, pero ellos creen en Dios y vosotros también, la diferencia es el tipo de Dios.

Para nosotros es un Dios bueno, un Dios justo. Para los católicos es un Dios bueno cuando les interesa, es decir, es un Dios que te va a perdonar tus pecados, pero ojo con lo que haces porque te puede castigar.

Nosotros no creemos en un Dios castigador, eres tú el que te pones tus propios castigos, porque eres tú el que cometes las faltas, y tú sabes que todo, en esta vida y en la otra vida y en todas las vidas que puedas tener, todo tiene su repercusión, como se suele decir “haz bien y no mires a quién”.”

P: ¿y realmente algún día la Iglesia va a aceptar a todo esto?

R: “va a ser muy difícil, porque hay muchos intereses creados

Lo que sí debéis daros cuenta es que la mayoría de las personas que estáis en ese movimiento, (a mí no me gusta llamarle doctrina, entiendo que es una filosofía de vida, una ciencia, una religión por supuesto, porque crees en Dios igual que yo; yo prefiero utilizar el término filosofía de vida), lo que realmente lo que te está diciendo es que hay que hacer el bien sin mirar a quién, que hay que ser bueno, que hay que ayudar a los demás, que hay que empezar a querer a todo el mundo empezando por uno mismo... esto es una forma de ver las cosas.

Entendiendo, como filosofía de vida, aquello que rige tu vida.

Debemos reflexionar sobre aquellas personas que no creen en Dios, pero son muy buenas ¿por eso son peores? ¿por no tener una religión son peores a pesar de que son buenas personas?

El problema es el significado que le hemos dado a las palabras.

Y es verdad que una filosofía pensamos que es algo que podemos seguir o no, mientras que una religión indica lo que hay que hacer sí o sí.

¡Qué equivocados estamos!

Por eso preferimos utilizar el término filosofía de vida, ¿qué es una religión? ¿qué es una filosofía? Sí entendemos qué una filosofía busca el origen del saber... ¿dónde está el origen del saber? ¿quién lo sabe todo? Dios es la respuesta, Dios lo sabe todo.

El problema que tenemos es, en primer lugar, que confundimos los términos, y después que queremos encasillar todo, en una palabra, y no tenemos vocabulario para todo.

A veces los humanos, incluyéndome yo puesto que también lo he sido, tenemos la necesidad de encasillar todo en un término, porque es la forma de entenderlo, pero hay algunos términos que, por la amplitud del contenido, es muy complicado introducirlos, en una palabra.

Por eso, ahora que estoy en este lado, y ahora que entiendo esos términos, en el más amplio sentido de la palabra le llamo filosofía de vida.

No he dicho filosofía, sino que he añadido el término de vida, porque es una filosofía de vida, es decir, es una forma no de ver la vida sino de vivir la vida, una forma de ser desde dentro; al final la religión es que tú crees en Dios, tienes esa creencia pero el que sigue el espiritismo también la tiene y vive en función de ella, quieres hacer el bien quieres ayudar a los demás quieres no hacerles daño aunque a veces lo hacemos sin querer, o lo intentamos evitar, pero no lo conseguimos .

Por eso, para resumir, yo les diría a los católicos que no tienen que tener miedo a lo desconocido, que no se puede criticar algo que no se conoce, que lo estudien, que lo analicen y después digan que diferencias ven ellos de los católicos respecto a aquellos que creen en el espiritismo

Nosotros no insultamos a nadie, aunque ellos nos llaman de todo, y soy yo la primera en reconocer que como monja estaba muy equivocada, y lo digo desde lo más profundo de mi corazón

Y no soy yo la única persona que ha dedicado su vida a Dios y que piensa esto ahora, hay compañeros que han sido sacerdotes y que están muy arrepentidos de todo el tiempo que han perdido el negar la evidencia, pero no podíamos entenderlo porque desde el catolicismo nosotros lo habíamos estudiado así.

Ahora sé que hay que vivirlo para creerlo, no solo estudiarlo para creerlo, es la diferencia;

Por eso hay muchos que llegan a esta filosofía de vida por las experiencias que tienen, porque para que creerlo han de vivirlo previamente, y les suele ocurrir aquellas personas que están más formadas, aquellas personas que intelectualmente si no fuera de este modo, es decir no tuvieran esta experiencia, no lo comprenderían, y gracias a la experiencia que han pasado no lo dudan.

En mi caso, cuando he venido aquí y he visto lo que hay, me he dado cuenta de que estaba equivocada.

Pero hay ejemplos de otras religiosas, como por ejemplo Santa Teresa de Jesus, que tenían comunicaciones constantes, y también era católica.

Hay muchos ejemplos dentro de la misma Iglesia Católica.

Otra cosa es que no los queramos ver. Por ejemplo, si una persona es muy religiosa y empieza a creer en estas cosas se diría que es un hereje si no es tan religiosa se diría simplemente que se ha vuelto loco.”

P: ¿entonces cómo se puede convencer a alguien que tiene cultura o mente crítica pero no experiencias de este tipo para que crean que esto existe?

R: “lo primero es que no debemos convencer a nadie.

Hay que mostrar como tú vives, como tú eres, y esa es la mejor manera, por decirlo de algún modo, de convencer a alguien.

Cuando esa persona vea que, ante sus insultos, llamándote hereje o loco, te dé igual y tú sigas con la misma actitud hacia él, y vas a seguir intentando ayudar a la gente, vas a seguir por el camino del bien, con nuestros tropiezos por supuesto, porque somos espíritus bastante bajos todavía, pero cada vez intentaremos ser un poquito mejor.

Por tanto, cuando tú con tu forma de ser, con tu forma de actuar, con tu forma de pensar frente a los demás y frente a ti mismo, les demuestres qué es creer en Dios, que es creer en la reencarnación, y si tú consideras que eres espírita, pues entonces, cuando te vean si tú lo que haces está mal o les hace daño, que te lo digan, y te digan porque tú estás loco, o porque tú eres un hereje, o porque tu estas endemoniado...

Porque un endemoniado no hace el bien, un endemoniado no se preocupa de los demás...

Cuántos católicos hacen mucho daño a sus semejantes, iban a la iglesia a pedir perdón por sus pecados… pero lo mejor es no hacerlos.

Y para eso deben de llevar a cabo una reforma moral.

Por tanto ¿cómo convencer a un católico de que esto no es un tema de locos?

Pues muy sencillo, con la actitud, con tu forma de ser, con tu mejora personal.

Resumiendo: con el ejemplo.

Por mucho que le digas, si no está convencido, si no ha tenido pruebas, si no tiene la necesidad, no hay nada que hacer, pero nada es nada.

En muchas ocasiones, la necesidad de abrir tu mente y considerar el cambio, surge de la necesidad de respuestas.

Hay que estar preparado física intelectual y moralmente para lo que viene después de la vida, porque puede ser muy duro, y no todo el mundo está preparado para saber que no solo en ese lado sus acciones tienen consecuencias, sino que en el más allá también las tienen, y además esto es de por vida, y de por vida es de forma eterna, y esto es muy duro.

A un espíritu bajo le da igual, pero un espíritu que va adquiriendo conocimiento y entiende que esto es así, le es muy duro, es una prueba que no todo el mundo puede pasar, pues te das cuenta de que también es un arduo trabajo.

Esto es así. Llamas a muchas puertas. pero muy pocas que abren.

Y las pocas que te abran lo importante es que mantengan el mensaje y que lo sientan;

Hay muy pocos espíritus preparados para abrir esa puerta.

Otros no quieren, y la cierran de un portazo, pero al menos queda ahí esa semillita ese germen de duda.

Por tanto, a tu pregunta de qué modo se les puede convencer, la respuesta es de ningún modo, ni siquiera hay que intentarlo, sino que hay que demostrarlo con la forma de vivir de cada uno, y con la forma de ser, y que valoren si tu forma de ser, a pesar de estar loco, o estar endemoniado, causa algún mal a los demás, y comparen con la suya,

Pero nosotros nunca les vamos a tratar de convencer, porque este no es el camino, sino que son ellos los que deben de llegar a nosotros, y en ese caso ya tenemos la mitad del camino hecho, pues tienen el interés, puesto que están buscando respuestas, porque las necesitan, y van a tener los oídos, por decirlo de algún modo, y el entendimiento, mucho más abierto a lo que se les vayamos a contar, si eres tú el que vas a contarles las cosas.

Pero muchos de ellos están cómodos con lo que tienen, ni siquiera te van a escuchar.

De la otra manera, por el camino de la búsqueda de respuestas, como les interesa, al menos te van a escuchar.

Luego, pueden compartirlo o no o seguirlo, pero al menos van a conocerlo.”

50 vistas

Comparte estas páginas 

    descarga la App

    ----------

    Unknown Track - Unknown Artist
    00:00 / 00:00