Ser consecuentes con lo que pedimos a Dios


"A veces mucha gente está dolida con Dios porque dicen que no ha escuchado sus súplicas, pero no se dan cuenta que sí que las ha escuchado.

Lo que ocurre es que la respuesta puede no ser la que ellos estaban buscando"

tenemos que tener cuidado muchas veces con lo que pedimos, porque pedimos una cosa, pero no deseamos que luego ocurra lo que tenemos destinado para que ocurra.

Y debemos entender que cuando uno pide algo está pidiendo algo y se puede cumplir, y que eso que se cumple no es siempre lo que nosotros queremos, o lo que habíamos pensado.

Todas nuestras elecciones tienen consecuencias.

Pedimos y tiene consecuencias.

Lo que no podemos hacer es enfadarnos, porque se nos ha dado lo que hemos pedido;

Es verdad que es muy duro, que a veces pedimos algo y no se cumple cómo queremos, y para nosotros eso no es la respuesta, pero para Dios sí.

Debemos de ser consecuentes con lo que pedimos, y no juzgar a los demás por lo que nosotros hemos pedido."

30 vistas

Comparte estas páginas 

    descarga la App

    ----------

    Unknown Track - Unknown Artist
    00:00 / 00:00