Lo importante era el dinero