Sobre el autismo


Pregunta: nos puedes hablar del estado del espíritu en un cuerpo autista? ¿Cómo se siente, cómo está viviendo esa experiencia el espíritu? ¿Sería una expiación? ¿a qué se debe ese estado de autismo?

El autismo responde a un espíritu que está en cierto modo atormentado y no se quiere relacionar con aquello que le rodea, es como si estuviera el espíritu encerrado en un cuerpo en una propia cárcel.

Muchas veces son reencarnaciones que llamamos de descanso, aunque parezca extraño. Su objetivo es que el Espíritu descanse igual que el cuerpo lo hace al no relacionarse con el resto del grupo.

De todos modos, muchas de estas personas de estos espíritus que en esa vida disfrutan, decimos aquí, del autismo son espíritus que en un momento determinado son geniales en un determinado aspecto, y aprendemos mucho de ellos.

Suelen ser espíritus que en una vida anterior destacaron concretamente en esa materia en la que ahora también son genios.

Pregunta: ¿pero por qué han acabado así?

A veces lo que ocurre es que no han sabido relacionarse con los demás en una vida anterior, lo han hecho solo haciendo daño.

Entonces es una forma de expiar esa relación dañina que ha tenido con los demás.