No todos somos héroes


Cuando todo se tuerce, cuando todo es desesperación, y eso nos puede ocurrir a cualquiera en nuestra vida, sólo nos quedan dos opciones:

. - Tirar la toalla, caer en el desánimo más profundo, hundirnos en el pozo de nuestros negros pensamientos y dejar que la situación nos entierre.

o

. -Levantarnos y seguir adelante, sobreponiéndonos a las dificultades.