No importa cuánto vivamos, sino cómo vivamos.