Sobre el suicidio.

“ El quitarse la vida, que es algo tan apreciado, no puede tener un premio.

Pero hay atenuantes, y unos tienen más que otros.

Pero, sobre todo, el castigo ya lo están recibiendo ellos mismos.

Se encuentran mal, y no saben realmente si hicieron lo correcto.

Esa duda es muy dura de poder afrontarla.

Entonces van a aprender de lo que han hecho, y realmente de eso es de lo que se trata, aunque la lección es dura.

La espiritualidad está para ayudarles no para castigarles.

Se les presentarán situaciones para su reflexión, p