Reflexiones sobre el sentido de la vida


"El camino de la vida, con sus innumerables problemas, amarguras, desengaños, es un camino que a veces nos parece imposible de recorrer.

Es cierto, está también salpicado de buenos momentos, pero éstos palidecen a veces con los abrumadores malas noticias, o al menos así lo interpretamos, hasta que, como un corredor de fondo, llega un momento en que sentimos que las fuerzas nos abandonan, el cansancio de las carreras va haciendo mella.

Cada vez vamos encontrando menos motivos para las alegrías y más para el abatimiento, y pensamos en que la carrera nos ha superado.

Simplemente sentimos que no podemos continuar.