Sobre personas que después de fallecer su cuerpo físico de piden permanecer cerca del plano material


"lo primero que hay que decir es que estos espíritus realizan una labor muy necesaria, y es muy de agradecer ese acogimiento inicial que hacen a los que terminan de morir.

Pero ellos también deberán pensar en dejar esas actividades para poder seguir con su progreso moral, para lo que también necesitarán ser ayudados.