Da la sensación que tener una buena o una mala muerte es cuestión de suerte

 R: “no la suerte, en la vida espiritual no existe.

 

Uno tiene recompensa en función de sus acciones, buenas, malas o regular.

 

También en función de tus no acciones porque la omisión también tiene sus consecuencias."

 

 

 

P: pero si mueres joven y dejas un recién nacido siempre es más doloroso que sí mueres mayores y no dejas a nadie ¿no?

 

R: " no siempre, porque vosotros lo estáis enfocando desde el punto de vista carnal y humano, desde los sentimientos, pero hay muchas personas mayores que se resisten a dejar ese lado, entre que hay un mayor desarrollo de las tecnologías y las medicinas y que nosotros queremos seguir viviendo en el lado que conocemos, porque el otro lo desconocemos, les da miedo.

 

La mayoría de los espíritus una vez que pasan el período de turbación sí que entienden y comprenden, pero sí que hay otros a los que les cuesta más.

 

A estos espíritus hay que dejarles pasar el periodo de turbación.

 

Puede pasar que los espíritus están muy turbados, porque dejan a seres queridos solos, descuidados, pero cuando se dan cuenta de que la persona querida que dejan no está sola, por ejemplo si dejas un bebé recién nacido siempre hay alguien que le cuida, y que no va a estar solo, ni desamparado, entonces se dejan tratar, por decirlo de algún modo, y ya aunque no eliminan el dolor de repente, sí que lo disminuyen mucho, lo que les permite ser ayudados por espíritus superiores, cuyo trabajo es ese, y pueden vivir lo de otro modo, pero también es cierto que hay espíritus que se quedan ahí impregnados."

Please reload

Comparte estas páginas 

    descarga la App

    ----------

    Unknown Track - Unknown Artist
    00:00 / 00:00