¿Por qué esa profunda animadversión de la religión Católica hacia el Espiritismo como si fueran sólo

R: “En primer lugar, hay que basarse en que todos somos cristianos, lo que hacemos es creer en Cristo y por tanto en Dios; realmente esta es la base que todos tenemos en común.

Es verdad que hay mucho miedo a todo lo desconocido y aquello que escapa a nuestro entendimiento, pensamos que debe de ser malo, sobre todo cuando es la Iglesia Católica la que se ha interesado en denominar de esta manera, nominándolos como hechiceros.

Y en esta filosofía conjuros no se hacen, y tampoco se adivina.

De hecho, están muy equivocados, porque toda la información que un espíritu da a otro no es en plan adivinación.

Además, el futuro nunca se adelanta a no ser que sea un beneficio muy específico y resulte muy necesario.

Luego el término de adivinación no está bien empleado, hechicería tampoco puesto que esto no es una imposición de manos y se cura a nadie, no.

Lo que se hace realmente es reorganizar la energía, puesto que es una energía desorganizada que tiene la persona, y que al hacerlo se encuentra mejor, pero tampoco por poner unas manos se va a eliminar un cáncer, esto me gustaría resaltarlo en primer lugar.

Después ¿cómo explicamos está profunda animadversión? Muchas veces por temor a lo desconocido

A mí, sin ir más lejos, me han educado en que si hacia algo mal, es decir contrario a los dictados de la Iglesia Católica, iba a ir al infierno y allí me harían pagar, y ante la duda, siempre estaba asustada, y cuando deje ese mundo, iba con ese temor.

Y esta gente atemorizada es la que va a seguir esas creencias.

La Iglesia necesita de estos, es decir, gente que le siga, y no sé por qué los seres humanos en este caso, funcionamos de este modo bajo presión y bajo temor.

Por tanto, se apoyan en la idea de que vamos a hacer esto por miedo a lo que nos pueda pasar en el futuro.

Claro en este momento, en el que yo ya no estoy en este mundo (y yo qué sabéis que fui monja) no puedo por más decir que estaba equivocada realmente, pero no en mis bases principales, yo creía en Dios y creo en Dios, creía en el bien y creo en el bien, creía en la caridad y sigo creyendo en la caridad.

Lo que no tenía tan claro era el tema de la reencarnación.

Pero ahora. por supuesto, creo en ella, es decir, no sé por qué demonizamos de tal manera el espiritismo, que no es más que el saber que se puede entablar una conversación con los espíritus, y que de hecho se establece.

Y por cierto la Iglesia hace lo mismo durante el exorcismo; creo que no es coherente decir que eso no es posible y luego hacerlo.”

P: Y esas palabras que siempre indican los católicos sobre que el Deuteronomio, en el antiguo testamento, que parecen impedir expresamente hablar con espíritus ¿a qué se deben?

R: ¿Cómo van a impedir que se hable con los espíritus que ya se fueron al otro lado, si Dios era el primero que establecía y permitía esa comunicación?

Lo que ocurre es que se malinterpretan las cosas en función de las necesidades y los intereses que tenemos, y esto hace mucho daño.

Jesús por ejemplo recibía mucha información ¿de quién la recibía?

Evidentemente de Dios y ¿cómo la recibía? ¿a través de" hechicería”? ¿a través de "adivinación"?

No ¿verdad?

Pues ahí tenéis la respuesta, la recibía a través de su mediumnidad.”

P: ¿y cómo debemos interpretar los mensajes del Antiguo Testamento al respecto?

R: “no debéis tomar todo lo que se escribe al pie de la letra, pues debéis tener en cuenta que son libros que se han escrito después, y que cada uno los ha interpretado cómo le ha parecido o le ha convenido.