El viaje en barco.


La vida es como viaje en barco que podemos hacer de muy diversas maneras

los hay que llevan un billete de Primera clase y dónde todas las comodidades que puede ofrecerles el barco parecen acompañarlos.

Otros sin embargo viajan en Tercera con graves dificultades un pasaje sin derecho a nada y muy diferente al de esos lujosos camarotes de primera que podemos ver.

Sin embargo, el viaje para todos es el mismo. el barco parte del mismo punto y llega al mismo punto para todos

Y es un viaje algo peculiar y muchos se irán dando cuenta de ello, aunque otros nunca lo harán: lo importante de ese corto viaje no es la comodidad ni los lujos de unos y las privaciones de los otros, sino no lo que aprendamos en ese barco las experiencias que nos harán haciendo cambiar y que nos deberían permitir llegar a puertos convertidos en mejores personas si es que de verdad hemos aprovechado bien el viaje.

Y las experiencias más ricas las mejores oportunidades de mejora no suelen ser parejas a las comodidades sino todo lo contrario.

también es cierto que, si no somos capaces de aprender de esas dificultades o de ese viaje el resultado puede ser peor, un profundo desánimo un sentimiento de envidia, de rabia, de frustración, un deseo de acabar con ese viaje que tanto daño nos está haciendo de la