Pensamientos de espíritus anónimos.


Ayudar al que sufre

“Ya os lo hemos dicho que el dolor es necesario, pero si es verdad que hay que ponerse en la piel del que sufre para valorar realmente lo mal que lo pasa.

Es bueno decirles buenas palabras de ánimo, pero sería mejor ayudarles en la forma que se pueda, con la oración, con la compañía, ayudándoles en sus necesidades… y así podréis ver cuanta necesidad hay de ayuda para estos hermanos.

Sed generosos de pensamientos y de ayuda para los demás, y así si algún día os toca que podáis estar preparados.

Un espíritu que ya pasó el dolor en la Tierra.”