En la antesala de la muerte muchas veces pasa por delante de tus ojos toda tu vida, cómo en un flash

R: "es una pregunta muy interesante. Cuando pasa al final de tu vida la película, que todos decimos, cuándo pasa toda tu vida en unos instantes muy breves, pero te pasa todo, eres capaz de recordar lo mejor y peor de ti, y eso se produce cuando ya estás entre los dos planos, es decir a punto de desencarnar.

Eso es muy interesante que ocurra en este momento, porque sirve de puente que te fija la realidad, y te permite empezar el camino desde una base que tú conoces.

Es como un recuerdo muy rápido, muy fugaz, pero en el que curiosamente se concentra todo lo mejor y todo lo peor que has hecho, con lo cual, cuando llegas al otro lado, vas con mucho hecho, pues has hecho una reflexión, aunque esta reflexión realmente es un recuerdo, y por tanto, lo que has hecho, recordar tus mejores y tus peores acciones y las pones en la balanza, es como si hicieras un examen, lo que antes se decía examen de conciencia, para ver cómo ingresas a la nueva vida.

Es para ver tú mismo si has sacado más puntos positivos o negativos, y a partir de ahí, empezar a trabajar, para que cuando llegue al plano espiritual no te extrañe el lugar en el que te pongan a trabajar, porque si te ponen un mal sitio pero tú sabes que has hecho en tu vida encarnada mucho daño a la gente, y a ti es el sitio que te corresponde y tú cuando reflexionas te acuerdas de estas cosas, vas a entenderlo.