Sabemos cuándo hacemos el bien y cuando hacemos el mal, pero la naturaleza humana ¿a qué tiende?