Hay espíritus bajos que se juntan entre ellos, se auto convencen que están muy bien haciendo daño.