Sobre el cansancio de vivir y el suicidio


"Hoy en día hay muchas formas de ayuda médica y espiritual para todas las enfermedades. incluidas las del alma.

Desear la muerte no es el estado normal de un organismo vivo y menos el de un ser humano, qué es actualmente la cima del desarrollo espiritual y la mayor obra de la evolución en la tierra."

.

PREGUNTA : ¿Podríamos considerar diferentes circunstancias por las cuales alguien busque acabar con su vida?

"Si queremos decirlo así podríamos analizarlo desde tres puntos de vista diferenciados

.

Primero. - la existencia de una enfermedad real, ya sea física ya sea espiritual:

Entonces dicha enfermedad debe ser tratada con todos los medios disponibles hasta su curación o al menos su mitigación.

.

Segundo. - Situación de sufrimiento terminales:

Si el hombre ha dejado de ser hombre porque la enfermedad ha terminado con todo ápice de dignidad, su vida en realidad ha terminado ya, aunque el corazón siga latiendo.

.

Tercero: “cansancio” de vivir:

Es para nosotros la causa más injustificada para desear la muerte.

La vida es rica en oportunidades para disfrutar y ayudar, crecer contemplar…

No admirar la belleza de lo que nos rodea, no alimentar nuestra alma de tantas y tantas cosas que nos haría sentir bien y que podrían hacer tanto bien a los que nos rodean, el no buscar y apreciar la belleza de la vida, incluso a través de los sinsabores, de las desdichas, de los dolores, el no saber llenarse de cosas hermosas. independientemente de nuestras creencias de nuestra religión…

Ese es el verdadero pecado"