Sobre el cansancio de vivir y el suicidio