Todo esfuerzo finalmente tiene una recompensa.


De: Lucia. Espíritu alto que nos ayuda siempre.


"Es verdad que muchas veces no parece que llegue, es verdad que muchas veces todas nuestras acciones parece que están encaminadas a algo que está abocado al fracaso, pero que, a pesar de ello, tenemos que ser fuertes, debemos de seguir intentándolo, debemos de perseguir esos objetivos, debemos de perseguir esas ilusiones, esas necesidades también ¿por qué no? y esos trabajos que nos encomiendan.


Creo que debemos de ser inmunes al desaliento o, por decirlo de algún modo, cada uno en su vida, bien carnal bien espiritual, realiza esfuerzos a veces muy importantes y no obtiene el resultado esperado.


Eso muchas veces, por no decir casi todas, nos decepciona, nos apena...


Al final lo que va a hacer es minar ese interés, ese entusiasmo y hace que poco a poco vayas dejando de realizar acciones que están enfocadas a conseguir el objetivo.


Por eso, el mensaje que quiero daros es que, en estos momentos tan difíciles, tan difíciles en todos los aspectos (a nivel espiritual, a nivel personal, a nivel salud, a nivel social), en estos momentos tan difíciles que la humanidad está atravesando, no podemos dejar de perseguir nuestros sueños, de perseguir esos objetivos que necesitamos;


El empeño tiene que seguir ahí, el entusiasmo también y me gustaría que finalmente todos fuéramos inmunes a esa decepción, que el desaliento no existiera en nuestras vidas, que todo fueran ganas, fueran energía positiva, fuera querer, y que todos estos altos que se producen en el camino, todas estas dificultades, todos estos reveses que nos da la vida y que realmente forman parte de la misma, no los tengamos tanto en cuenta y sigamos, porque hay veces que estos problemas nos paralizan, nos paran, nos detienen... y entonces no vamos nunca, realmente, a ser felices."