De Amalia, espiritu puro

¿Nos ayudan los espíritus de los familiares que ya fallecieron aunque no les notemos? Invocaciones a los que ya se fueron.

"ellos siempre están ahí cuando los necesitamos, aunque puede ser que tú no lo sepas porque no les notes,

 

Pero siempre que les necesitamos, bien porque tengamos un problema, o no nos encontremos bien, ahí están, aunque en función del grado de percepción podremos notarles mejor o peor.

 

Normalmente a los que más notamos son a los seres más cercanos. Es importante por tanto saber:

 

1. que no porque los llamemos van a venir porque pueden estar ocupados en acciones o porque moralmente no están preparados para ello o porque la espiritualidad piensa que no aporta nada

 

2. Que siempre que les necesites van a estar contigo, aunque tú no lo sepas.

 

Realmente lo que quiero decir es que los espíritus no porque sean llamados van a ir, sino que van a ir si son necesarios por eso siempre están en los momentos que les necesitamos."

 

Los espíritus cuando les llamamos y cuando consideran que es necesario que tú sepas que están, se hacen ver por decirlo de algún modo, es decir, se manifiestan.

 

Pero si no lo hacen no quiere decir que no estén, lo importante no es que los espíritus vayan o vengan, estén o no estén siempre.

 

Estamos, lo que no hacemos es siempre manifestarnos.

 

En ocasiones necesitamos o pensamos que necesitamos hablar con nuestros seres queridos, invocamos a los espíritus, pero pueden aparecer o no en función de lo que sea mejor para nosotros, porque, aunque a vosotros os haga sentir mejor la comunicación con el espíritu familiar, puede ser que no sea lo que necesita tu espíritu en ese momento.

 

Realmente es lo que necesita tu parte material, pero probablemente no tiene que ser lo mismo que necesita tu parte espiritual, y aunque estos espíritus se manifiesten para ayudarte a mantener tranquila tu parte material, realmente el que más trabajo puede estar haciendo es el que no se presenta y está trabajando con tu parte espiritual.

 

Con esto lo que quiero señalar es que no porque cuando llamemos a los espíritus acudan nos están haciendo más caso, o estén trabajando más, o nos están ayudando más, que, si no acuden a nuestra llamada, porque que no acudan a nuestra llamada, no quiere decir que no estén con nosotros.

 

No olvidemos que el objetivo final es ayudar al espíritu y para eso no siempre hace falta manifestarse."

De Lucía, espíritu puro.

¿Qué ocurre cuando se realiza una invocación, una llamada a un familiar, amigo y no haya un médium para comunicarse? ¿Es necesaria la figura de un médium para establecer una comunicación por ejemplo con los seres fallecidos o podemos comunicarnos sin ser mediums?

"Realmente todo va a depender de la utilidad y del uso que se vaya a hacer de esa comunicación.

 

Lo primero es decir que, aunque uno invoque a un espíritu, ese espíritu no tiene porqué aparecer, eso es lo más importante.

 

Entonces, si interesa que esa comunicación se lleve a cabo, aunque no haya médium, se llevará a cabo, porque la espiritualidad trabajará en que esa persona encarnada sea capaz de captar el mensaje para poder transmitirlo.

 

El espíritu aparecerá sí está preparado para ello, y el grupo espiritual superior considera que va a ser bueno que él vaya. 

 

Cuando acuden estos espíritus, se les permite acudir porque se va a obtener una enseñanza que va a ser de utilidad moral.

 

Sí la invocación es para saber si el espíritu de un fallecido está bien o está mal, pero ese conocimiento no va a aportar nada realmente importante, que ayude al adelanto moral del que la recibe, directamente no se permite al espíritu comunicarse o venir.

 

 Lo mismo ocurre cuando el espíritu que ha desencarnado no se encuentra en una situación de merecimiento de poder contactar con el mundo encarnado.

 

La lección que se aprende con estas invocaciones depende de lo siguiente :

 

  • si el espíritu que ha sido invocado no puede venir, puede ser que se encuentre en una situación de turbación y no le sea permitido acudir, o

 

  • que se encuentre en un momento de reflexión y evolución, y tampoco puede acudir, porque podría ser perjudicial para ese espíritu el interferir en ese momento de estudio reflexión y evolución

 

  •  o simplemente no es merecedor de que venga de que sea llevado.

 

Si la invocación, la llamada a ese espíritu, puede aportar algo positivo, aunque no haya un canal, no haya un médium, sí que se va a poder establecer una comunicación, porque esta comunicación se produce de pensamiento a pensamiento y si esa información que se va a recibir la espiritualidad superior considera que va a ser necesaria va a aportar realmente algo útil al que la reciba, para su adelanto moral, van a hacer que la persona que vaya recibir esa comunicación, aunque no sea médium, siempre que se sea capaz de intuir o interpretar qué es aquello que le están diciendo."

De María, espíritu puro.

 R: "lo primero que tenemos que tener en cuenta es que los espíritus se van a comunicar contigo si ellos quieren, si pueden, y les dejan, y si la persona que va a recibir la comunicación está preparada, pero no puedes exigirles nada." 

De Lucía, espíritu puro.

Sobre las personas que nos preguntan sobre sus familiares desaparecidos que se les puede contestar

" Habría que incidir al menos en dos cosas:

 

Una es que nos comunicamos con nuestros familiares y ellos con nosotros y nos enviamos mensajes, a veces sutiles, a veces no tan sutiles

 

Y que, si puede el familiar, nos lo va a hacer saber. 

 

También decirle que todas las acciones que nosotros tengamos para con ellos, por ejemplo, rezar o ponerles una vela si eres religioso y si no lo eres, pues pensar de forma positiva en la persona que se ha ido le ayuda mucho.

 

Yo lo enfocaría en el ayudar y no es tanto preguntaros cómo están, sino intentar sentir uno mismo cómo está realmente.

Muchas veces solo con estas actuaciones nos ponemos en contacto con ellos y nos manifiestan su sentir.

 

Comentar a todos aquellos que os escriben continuamente preguntando por sus familiares, que esto no es como el teléfono, no es llamar a un espíritu y que este espíritu venga, sino que como muchas veces hemos dicho es el propio espíritu, el que tiene que ser merecedor de poder venir, nosotros merecedores de que venga, el médium merecedor de que se ponga en contacto con él y a través de el manifieste, y son como muchos merecimientos y muchas situaciones, y no siempre se da.

 

Por tanto, lo más importante es que olvide que esto no es como el teléfono no es llamarles y que el espíritu este inmediatamente al otro lado de la línea telefónica esperando para hablar con nosotros,

 

Decirles que, aunque a veces ocurre porque todos estamos en la misma sintonía y hay suerte en la comunicación por decirlo de algún modo el contactar con un familiar para ver cómo está realmente no va a aportar ningún beneficio en su saber estar,

 

Lo que tienen que hacer es ayudar a los demás y ser mejor personas, en lugar de obsesionarse tanto en cómo estarán los que ya se han ido.

 

Todo lo bueno que hagamos y, sobre todo, todo lo bueno que hagamos pensando en el espíritu que se ha ido, va a revertir en beneficio para él y se va a sentir mejor,

 

Luego esto me hará sentir mejor a mí también porque sé que estoy colaborando en su beneficio a través de la ayuda a los demás."

De Lucía, espíritu puro.

Comunicaciones de espíritus hacia los que estamos aquí.

"Cuando un espíritu se quiere poner en contacto con un ser encarnado, tanto para calmarle tranquilizarle o, al revés, para obsesarle o devolverle lo que en la otra vida le hizo, hay que tener en cuenta que no va a ser un hecho puntual, nunca es un hecho puntual.

 

Son varios hechos son varias situaciones, porque además hemos de tener en cuenta que, al principio, sobre todo cuando no crees que esto sea posible, y por supuesto no estás pendiente de que esto sea posible, hay muchísimas señales que tú pierdes y no te das cuenta,

 

Es decir, que todo lo que ocurre a tu alrededor no son señales de los espíritus, pero muchas de las cosas que ocurren sí que lo son, y debemos intentar saber interpretarlo.

 

No debemos obsesionarnos con estas comunicaciones con el otro lado, porque una vez haya pasado algo, o dos veces haya pasado algo, eso no es una comunicación con el otro lado.

 

Cuando estos fenómenos se producen de una manera más continua, y, sobre todo, cuando vemos que no siempre es del mismo modo, sino que probablemente nosotros al principio no sepamos que está pasando, y los espíritus lo que intentan es transmitir de varios modos diferentes, para que tú te des cuenta que eso no es casualidad.

 

Bueno, pues todo eso es un trabajo continuo para el que hay que estar atento, pero atento sin obsesionarse.

 

Un familiar puede transmitirte su tranquilidad, su paz, o al revés, su malestar, su congoja, su miedo, simplemente mediante el sueño, hay veces que pasa que siempre sueñas con lo mismo, y vas viendo que ese tipo de problema te va variando a ti con tu forma de ser, y al espíritu también."

Comparte estas páginas 

    descarga la App

    ----------

    Unknown Track - Unknown Artist
    00:00 / 00:00