LA SOLIDARIDAD

 Interesante artículo de nuestro compañero Victor Gallego que debería hacernos reflexionar un poco...

victor.jpg

  Llevábamos  tiempo queriendo escribir algo sobre las personas que nos escriben a nuestra página, pero un guía espiritual nos ayudó orientándonos que escribiésemos sobre  la solidaridad ya que tanta gente está necesitada y son ignorados  por esa mayoría de personas que  con muy buenas palabras o sin ellas rechazan el dar  solidaridad ya sea con el más cercano o con aquel más lejano.

  Queremos explicar que el concepto de solidaridad es uno de los valores humanos por excelencia, que se define como la colaboración mutua en la personas, como aquel sentimiento que mantiene a las personas unidas en todo momento, sobre todo cuando se vivencian experiencias difíciles.

  Podemos también decir que cuando  dos o más personas se unen y colaboran mutuamente para conseguir un fin común, se habla de solidaridad. La solidaridad es compartir con otros, tanto lo material como lo sentimental como lo espiritual; es ofrecer ayuda a los demás y una colaboración mutua entre las personas sin pedir nada a cambio.

  La solidaridad entre los seres humanos permite resistir las adversidades que se presentan a lo largo de la vida. La persona solidaria no duda en colaborar y apoyar a todos aquellos individuos que se encuentran en situaciones desfavorecidas sin hacer ostentación ni darle más importancia a la labor que hace.

  La solidaridad se desprende de la naturaleza misma de la persona humana, indicando que los individuos no están solos, prefieren vivir acompañados porque el hombre es social y gregario por naturaleza, no puede prescindir de sus iguales ni tampoco intentar desarrollar sus capacidades de manera independiente.

  Es importante fomentar la solidaridad desde la infancia ya que puede ser vista como la base de otros valores humanos que logra desarrollar valiosas relaciones de amistad, familiares y/o sociales basadas en la ayuda, apoyo, respeto y tolerancia. 

Autor Victor Gallego

IMG-20180201-WA0015.jpg
IMG-20180113-WA0012.jpg

  

Una buena educación desde la infancia fomentando la solidaridad en los niños que más tienen para ayudar a los  niños más necesitados no solo debe de ser a través de la formación en el colegio sino también en su casa donde sus padres puedan darle ejemplo para seguir cuando el niño crezca.

   Nos  preguntamos entonces:  ¿qué podemos hacer para ser solidarios en los tiempos que corren?

  Desde nuestra opinión todo el mundo puede ser solidario en la manera de sus posibilidades ya sea a través de un pensamiento amable de amor para aquellas personas que lo pasan mal hasta dar pasos más directos de ayuda más personalizada ya sea a través de organizaciones  como las Ong,  algún grupo de ayuda, o directamente de una manera independiente pues cada uno dispone de distintos recursos que puede dar a los demás, como por ejemplo atender a un enfermo, conversando con un necesitado dándoles ánimo y escuchándoles, pues todos tienen su triste historia y también quieren contarla a quien le escuche. 

20190324_140046.jpg

 

También podemos ayudar repartiendo comida a algún mendigo necesitado que no pueda comprarla, alguna limosna pero sin desprecio, repartiendo ropa u otro tipo de ayuda que se precise siempre que esté dentro de nuestras posibilidades etc.

  Por supuesto que hay muchas formas de ayudar y ser solidario con los demás pero tiene que salir de nuestros sentimientos de amor por los demás.

  Olvidemos el egoísmo personalizado y abramos  la puerta a nuestro corazón que de esta manera también la espiritualidad nos ayudará a nosotros.

  No penséis que si solo hacemos ayuda espiritual ya estamos exentos  de otro tipo de ayuda  pues todo es necesario ya sea  en lo material y lo espiritual.

  Muchas personas  ayudan  con la mediumnidad  solamente y olvidan que a su lado también los hay necesitados pues es necesario que comprendamos que todo tiene valor y que no hay un trabajo solidario más importante que otro pues para la espiritualidad  lo que vale es el fondo de cada uno y la intención de ayudar pues unos lo harán desde sus pequeñas  posibilidades y otros desde  los recursos que la espiritualidad les concedió.

  Trabajemos por un mundo mejor y más  justo pues  la labor que hagamos hoy será el  resultado de un mundo mejor para el  mañana.  

 

flor.jpg