ORACIONES Y POESÍAS

Padre nuestro

espirita

Padre mío, que estas en los cielos
Santifico, tu nombre en silencio,
Y a pesar de tan larga distancia
Yo sé bien que escuchas mis ruegos.

Estos males, que me hacen sufrir y llorar
Son la puerta de entrada a tu Reino,
Pero bendito seas, Padre mío,
Cúmplase hasta el fin tu deseo.

Que los sufrimientos, que aquí me acontecen
Se transformen después, en los cielos
En gozo, paz y ventura
Y en disfrute, de tu Amor Eterno.

Y ese Pan, que a diario me otorgas
Y que yo, reverente agradezco
Que no me falte, ni hoy, ni mañana.


Perdóname Señor, si te ofendo

Si mis deudas de Amor no las pago
Y si la mano a mi hermano no tiendo.


Líbrame Señor, de las malas acciones
Y conduce mi espíritu ciego,

Para que al fin, cuando lo dispongas
Y yo emprenda mi viaje postrero,
Que sean rosas de amor mi bagaje
Y que mi alma, llena de paz, no tenga miedo.

PAZ Y BIEN PARA TODOS

 

Recordando

a mi madre

Amor eterno. Juan Gabriel

 

Tu eres
la tristeza de mis ojos
que lloran
en silencio por tu amor
me miro, en el espejo veo en mi rostro
el tiempo que he sufrido por tu adiós

Obligo a que te olvide el pensamiento
pues siempre estoy pensando en ayer
prefiero estar dormido que despierto
de tanto que me duele que no estés.

Cómo quisiera
que tu vivieras
que tus ojitos
jamás se hubieran
cerrado nunca
y estar mirándolos

Amor eterno e inolvidable
tarde o temprano estaré contigo
para seguir... amándonos

Yo he sufrido mucho por tu ausencia
desde ese dia hasta hoy no soy feliz
aunque tengo tranquila mi conciencia
se que pude haber yo hecho más por ti

Oscura soledad estoy viviendo
la misma soledad de tu sepulcro
tu eres el amor del cual yo tengo
el más triste recuerdo
Cómo quisiera...

Tiempo - Jorge Luis Borges 

 

Despues de un tiempo

 

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y uno aprende que el amor no significa acostarse y una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender...

 

Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas,

 

y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes...

 

y los frutos tienen una forma de caerse en la mitad.

 

Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calor del sol quema.

 

Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.

 

Y uno aprende que realmente puede aguantar,

 

que uno realmente es fuerte,

 

que uno realmente vale, y uno aprende y aprende...

 

y con cada día aprende.

 

Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

 

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.

 

Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.

 

Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos, tarde o temprano se verá rodeado sólo por de amistades falsas.

 

Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida.

 

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es solo de almas grandes.

 

Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.

 

Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.

 

Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

 

Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicadas al cuadrado.

 

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sean como esperabas.

 

Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

 

Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, añorarás terriblemente a los que ayer estaban contigo y ahora se han marchado.

 

Con el tiempo aprendes que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, ante una tumba, ya no tiene ningún sentido.

 

Pero desafortunadamente, sólo con el tiempo...

 

El hombre se vuelve viejo demasiado pronto y sabio demasiado tarde precisamente... cuando ya no hay tiempo.

*Hermoso Poema para quien tiene 50 años o más:*

MI ALMA TIENE PRISA

 

Conté mis años y descubrí que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante que el que viví hasta ahora.

 

Me siento como aquel niño que ganó un paquete de dulces; los primeros los comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocos, comenzó a saborearlos profundamente.

Ya no tengo tiempo para reuniones interminables donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.

 

Ya no tengo tiempo para soportar a personas absurdas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.

Mi tiempo es escaso como para discutir títulos. Quiero la esencia, mi alma tiene prisa… Sin muchos dulces en el paquete…

Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana. Que sepa reír de sus errores. Que no se envanezca con sus triunfos.

Que no se considere electa antes de la hora. Que no huya de sus responsabilidades. Que defienda la dignidad humana. Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez.

Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.

Quiero rodearme de gente  que sepa tocar el corazón de las personas… Gente a quien los golpes duros de la vida, le enseñaron a crecer con toques suaves en el alma.

Sí…, tengo prisa…, tengo prisa por vivir con la intensidad que sólo la madurez puede dar.

Pretendo no desperdiciar parte alguna de los dulces que me quedan… Estoy seguro de que serán más exquisitos que los que hasta ahora he comido.

Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia.

Tenemos dos vidas y la segunda comienza cuando te das cuenta que sólo tienes una.

Poema *'Golosinas'*,

Mario de Andrade

Brasil, 1893-1945.

Comparte estas páginas 

    descarga la App

    ----------

    Unknown Track - Unknown Artist
    00:00 / 00:00